Saltar al contenido
Castillos de Castilla

Castillo de Valdecorneja: Arquitectura – Horario

Dentro del término municipal de El Barco de Ávila, hallamos uno de los castillos más emblemáticos de la provincia abulense. Se trata del Castillo de Valdecorneja, mejor conocido como el Castillo de El Barco de Ávila.

Con una vista privilegiada de toda la cercanía, desde el siglo XII la fortaleza se asienta en el punto más elevado del valle. Asimismo, se describe como la joya que domina los límites del territorio entre el río Tormes y su puente.

En la actualidad, el Castillo de Valdecorneja es una propiedad perteneciente a la Casa de Alba. Dado que sus instalaciones se encuentran en óptimo estado de preservación también corresponde como uno de los paradores turísticos más relevantes de la comunidad barcense.

Por este motivo, este emblemático monumento histórico es visitado anualmente por cientos de españoles que desean vivir una aventura flipante al mejor estilo medieval.

Historia del castillo de Valdecorneja

En el pasado los primeros en conquistar el territorio de El Barco de Ávila fueron los celtas, quienes aprovecharon el lugar para asentar su población. A partir de ellos, los romanos continuaron expandiendo la ruta para conectar con las tierras que hoy en día pertenecen a Extremadura.

El paso del puente fue fundamental en períodos posteriores, cuando los árabes impusieron su dominio en la zona barcense. Asimismo, estos se dieron a la tarea de trabajar la cima de la colina que ocupa el castillo actualmente, construyendo pozos de agua.

Finalizando la época de los árabes, el lugar quedó a manos del Rey Alfonso VI, quien en aquel entonces figuraba como Señorío de Valdecorneja. Este, a su vez, se dio a la tarea de repoblar las tierras junto a su hija y yerno.

Posteriormente, a la llegada del siglo XIV, la propiedad pasó a manos de Casa de Alba, terminando la construcción del castillo que disfrutamos hoy. No obstante, antes de ello la fortaleza se utilizó con fines meramente militares.

Por este motivo, al ser habitado por sus huéspedes, es decir, el señorío de Valdecorneja, encontraban el recinto demasiado incómodo para ser llamado una residencia. A pesar de los inconvenientes, el Castillo de Valdecorneja fue incluso ocupado por el duque D. Fernando Álvarez.

Finalizado el siglo XV, la fortaleza sufrió otra reforma importante, al ser transformado el patio de armas en un llamado patio de honor.

De las murallas que protegían la ciudad en sus inicios, estas se vieron destruidas con el paso de la Guerra de Sucesión. Del mismo modo, la guerra por la independencia española también hizo estragos a la propiedad.

Por último, luego de múltiples ataques, durante el siglo XIX el interior del Castillo de Barco de Ávila se utilizó como cementerio de la comunidad.

El Castillo de Valdecorneja en la actualidad

A lo largo de los años el castillo ha sido restaurado un par de veces, procurando guardar la esencia y riqueza de sus atributos medievales.

Tal como indicamos al inicio, la propiedad pertenece a Casa de Alba, quienes se encargan de su mantenimiento. Hasta la fecha las instalaciones se hallan en un estado de conservación prolijo para el disfrute de los pobladores de la vecindad y los turistas.

Arquitectura del Castillo de Barco de Ávila

En cuanto a su arquitectura, el Castillo de Valdecorneja presenta una estructura de base cuadrada que abarca más de 1.700 m2 del terreno. Asimismo, algunos de sus elementos constructivos constituyen piezas importantes de arquitectura de estilo gótico, como el arco situado a la entrada principal.

Del mismo modo, el recinto anteriormente también contaba con un foso, un palomar y caballerizas. Todas estas áreas corresponden a los elementos básicos que poseen las edificaciones medievales.

Por otra parte, se encuentra la Torre del Homenaje de base cuadrada, que permite el acceso a las almenas y a los torreones del castillo. Estas últimas estructuras corresponden a la parte defensiva de la fortaleza. Igualmente, debido a su posición estratégica respecto al valle, los vigilantes del fuerte tenían una vista privilegiada para resguardar la propiedad.

Un elemento particular, es la puerta de escape alojada en la parte noble del castillo, la cual conduce a la cercanía del río. Entre otras áreas de la parte noble destacaron: la capilla, el comedor, la sala de juntas y el tocador.

Visitas

Tras completarse la última restauración del patio de la fortaleza en 1986, este comenzó a funcionar como para realizar eventos culturales.

En realidad, el Castillo de Valdecorneja, comprende un espacio especial donde se realizan diversos espectáculos, conciertos, actuaciones y demás obras anualmente.

Por otro lado, el castillo también está abierto en el siguiente horario para las personas que deseen recorrer sus instalaciones.

  • Días de apertura: lunes, martes, miércoles, viernes y sábados. De 10 am – 2 pm y de 5 pm – 8 pm

Los domingos, el castillo solo se encuentra abierto en las mañanas. Asimismo, los miércoles no se reciben visitas por las tardes y los jueves permanece cerrado al público.

Para más información, no dude en contactar a los encargados del lugar a través de las siguientes líneas telefónicas:

  • 920 – 34 – 01 – 00
  • 920 – 34 – 00 – 13