Saltar al contenido
Castillos de Castilla

Castillo de Aunqueospese o Manqueospese

Construido entre peñascos y exhibiéndose a la inmensidad del Valle de Amblés, se encuentra el legendario Castillo de Aunqueospese, también denominado Castillo de Manqueospese.

Se trata de un imponente fuerte de estilo gótico del siglo XV, emplazada a 1360 msnm dentro de los límites de la municipalidad de Mironcillo.

Además de su extraña ubicación respecto a otros castillos que hallamos en territorio abulense, este castillo tiene mucho más para contar. En realidad, esta construcción medieval ha sido objeto de numerosas leyendas sobre amores imposibles que tratan de explicar sus orígenes.

Por otra parte, el Castillo de Manqueospese desde 1931 figura como el Monumento Histórico-Artístico predilecto de la municipalidad.

Hoy en día, la edificación se encuentra en pie, parcialmente restaurada en el interior, y los turistas la pueden visitar desde el exterior.

En esta oportunidad descubrirás algunos secretos sobre la historia de este castillo sin precedentes.

Historia del Castillo de Aunqueospese o Manqueospese

Con el pasar del tiempo se han creado distintas teorías que giran en torno a revelar la verdadera historia tras la construcción de este monumento. De igual forma, las leyendas, aunque cuentan versiones más atractivas de los sucesos, hasta la fecha no se han podido comprobar.

Debido a esto, muchos historiadores se centran en explicar el origen del Castillo de Manqueospese basándose en hechos históricos reales.

Siguiendo esta tendencia, se especula que antes de construirse el castillo, el lugar era ocupado por otro fuerte anterior al siglo XII. Asimismo, rastreando la procedencia de este, este podría haber estado ligado a los avances de la Reconquista.

Luego, el Castillo de Aunqueospese o Manqueospese que vemos hoy en día asentado entre peñascos se edificó a finales del siglo XV. Alrededor de los años 1470 y 1490 cuando Alvar Dávila y Pedro Dávila, escogieron el lugar a la serranía abulense para imponerse ante la comunidad.

Pedro Dávila, quien figuraba como Señor de la Villafranca, luego fue denominado Conde del Risco por los Reyes Católicos. Es por ello que, en ciertas ocasiones el Castillo de aunqueospese, también se denomina Castillo del Risco.

A pesar de las tendencias de la época, el castillo se construyó siguiendo un patrón ligeramente distinto. Poco tiempo después de su culminación, se cree que otro de los Dávila realizó importantes reformas de ampliación para agregar elementos defensivos a la propiedad.

Por otra parte, se dice que el castillo también se estableció para crear una línea de defensa, comunicada a través de una red de fortificaciones.

A la llegada del siglo XX, el entonces propietario de la fortaleza decidió hacer obras de restauración a esta. No obstante, la Junta de Castilla y León paralizó el proceso a favor de preservar la arquitectura original del lugar.

Curiosidad del nombre

Tal como indicamos al inicio, este castillo presenta un nombre bastante peculiar que con el pasar de los años se convirtió en leyenda. Entre las múltiples explicaciones que existen acerca de su procedencia, la más popular es la equivalente a la historia de “Romeo y Julieta abulenses”.

Para hacer el cuento corto, la historia habla de la unión o el amor imposible entre Alvar Dávila y Doña Guiomar. El amorío fue víctima de la prohibición del padre de Guiomar, Diego Zúñiga, quien se negó a ofrecer la mano de su hija a Alvar.

A los efectos de la oposición, Alvar enfurecido juró por amor que nadie se interpondría en su romance con la noble. De esta manera, terminó por decir al padre de la susodicha lo siguiente: “… La veré manque os pese.”

En este sentido, la frase se presume es una variante propiamente dicha de la expresión “Mal que os pese”. Aunque según otras versiones, Alvar Dávila también pudo haber dicho “La veré, aunque os pese”, de allí la explicación más popular del nombre del Castillo de Aunqueospese o Manqueospese.

Por otra parte, el puesto que ocupa la fortaleza respecto al territorio, también se puede explicar a partir de la misma historia.

Tras haber partido enfurecido, comprometido a cumplir con su palabra de seguir viendo a su amor, Alvar decidió alzar la fortaleza. De esta forma, la posición se escogió debido a que desde ese punto era posible divisar la torre en la cual se encontraba encerrada Guiomar.

Aprovechando la altura del terreno, la historia cuenta que Alvar encendía fogatas desde el castillo para que Guiomar pudiera verlas desde su balcón.

Arquitectura/Estilo del Castillo   

A simple vista se puede notar que se trata de una fortaleza formada por elementos característicos de los tiempos medievales. No obstante, en comparación a otros castillos, cabe destacar que, en este sobresalen los rasgos propios de un estilo gótico bastante sólido.

En general, el Castillo de Aunqueospese o Manqueospese, en sus dos etapas, fue hecho con técnicas combinadas, como la sillería y mampostería. Asimismo, el recinto presenta una forma única y una planta irregular, que fue adaptada para sacar provecho del sistema rocoso del lugar.

Debido a esto, la fortaleza se cataloga como castillo montano o montaraz europeo, tipología que agrupa a los castillos asentados en prominencias rocosas.

Visitas al Castillo de Aunqueospese o Manqueospese

Si viajas en coche llegar al Castillo de Manqueospese te será muy sencillo. Tan sólo deberás coger la vía N-110 desde Ávila, luego debes desviarte en dirección a la municipalidad de Arenas de San Pedro. Por último, deberás tomar dirección hacia Niharra y de allí podrás llegar al pueblo de Mironcillo.

Recuerda que, las visitas a la fortaleza sólo permiten ver la edificación desde afuera. A pesar de esto, esta es una experiencia que merece completamente la pena.

De cualquier manera, si requieres de más información sobre el lugar, podrás consultar tus dudas por medio de las siguientes líneas telefónicas:

  • 920 – 26 – 52 – 88 (teléfono del Ayuntamiento de Mironcillo)
  • 920 – 21 – 13 – 87 (teléfono de la Oficina de Turismo Regional de Ávila

Ruta de senderismo

Una vez más, gracias a la ubicación privilegiada del Castillo de Aunqueospese o Manqueospese, la ruta que dirige al mismo es muy popular entre los aficionados al senderismo.

Este paseo al aire libre permite a los visitantes explorar las laderas, y los terrenos cercanos al pueblo. Del mismo modo, es una actividad lúdica que se puede realizar en familia, dado que los caminos en el terreno son bastante seguros.

El recorrido completo tiene una duración promedio de una a dos horas. A lo largo de este es posible apreciar la grandeza de las dimensiones del Castillo de Aunqueospese desde distintos ángulos.